Rimas, leyendas y experiencias

Sevilla no es un destino más. En Sevilla hay algo, algo que no se ve, que aviva tu espíritu poético. Y no es de extrañar, desde luego, que la ciudad haya dado grandes poetas. ¿Por qué no pruebas a pasear por aquellos lugares que inspiraron versos universales

Bécquer, el poeta romántico

Gustavo Adolfo Bécquer es la quintaesencia del romanticismo literario. Un poeta que, tras casi 150 años de su muerte, sigue reflejando perfectamente (así, como si estuviera reviviendo en el tiempo) los avatares del amor. Porque el amor se renueva, se suceden nuevas historias y sensaciones y la poesía de Bécquer siempre es leída con la misma pasión y desazón. De hecho, Bécquer sigue pareciendo "moderno" en su estilo, en su visión de la vida y del más allá.

La glorieta de Bécquer en el Parque de María Luisa es un lugar para detenerse y si quieres hasta para reflexionar y sentir cosas especiales. Aquí verás representados, junto a un busto del poeta, los tres estados del amor: el “amor ilusionado”, el “amor poseído” y el “amor perdido”.

Bécquer nació en el barrio sevillano de San Lorenzo, en el número 28 de la calle del Conde de Barajas. Un paseo por este barrio tranquilo te llevará a la Casa Bucarelli. Aquí vivía la amada a la que Bécquer dedicó estos versos:

"Volverán las oscuras golondrinas
en tu balcón sus nidos a colgar
"

> ¿Quieres conocer más sobre la Sevilla de Bécquer?

Glorieta de Bécquer, Sevilla
Palacio de las Dueñas, Sevilla. Antonio Machado
La nostalgia de Machado

Si impactante puede ser tu experiencia en Sevilla, perdurable en el tiempo serán sus sensaciones. Antonio Machado transmite con pureza esta huella, los primeros años vividos en la Casa de las Dueñas, donde su padre trabajaba como administrador. Disfruta hoy de la visita a este bucólico palacio y contempla el famoso huerto claro donde madura el limonero...

Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla...

Ocnos. Calle Judería, Sevilla
Cernuda y esa eterna luz de Sevilla

Luis Cernuda es una de las figuras más destacadas de la Generación del 27, corriente literaria sin la cual la poesía no sería lo que es hoy en día. Por cierto, ¿sabías que la Generación del 27 vivió su bautismo (una especie de evento iniciático) en el Ateneo de Sevilla?

Cernuda expresa como nadie la atmósfera de Sevilla, y esas imágenes que adquieren todo su significado existencial en la distancia, en el recuerdo. Su casa natal en la calle Acetres, su vivienda de la Calle Aire o la Calle Judería, donde se encontraba el famoso magnolio de Ocnos, son lugares que te recordarán la calidad de su obra. 

"Sobre las tapias del jardín, brotaba cubriéndolo todo con sus ramas el inmenso magnolio. Entre las hojas brillantes y agudas se posaban en primavera, con ese sutil misterio de lo virgen, los copos nevados de sus flores. Aquel magnolio fue siempre para mí algo más que una hermosa realidad: en él se cifraba la imagen de la vida."

Para tener en cuenta...
  1. En el Palacio de Yanduri de la Puerta Jerez de Sevilla, nació el poeta Vicente Aleixandre, Premio Nobel de Literatura en 1977.
  2. A pocos metros, una fuente escultórica homenajea a los poetas de la Generación del 27.
  3. En los colindantes Jardines de Cristina, podrás ver diversos bustos de poetas sevillanos del 27.
  4. También, en el Parque de María Luisa puedes recorrer sus glorietas dedicadas a figuras de la literatura.
  5. Los restos de Bécquer descansan en el Panteón de Sevillanos Ilustres de la Iglesia de la Anunciación.
  6. Una placa allí mismo nos habla de la influencia de la figura de Bécquer en Cernuda.