No hay un destino igual en esta época del año

Con una temperatura perfecta, una luz inigualable, el aroma del azahar emocionándote y sus fiestas conocidas en todo el mundo, Sevilla en primavera es la ciudad donde hay que estar. Te decimos por qué.

Date un baño de luz, la luz de Sevilla

Es pisar Sevilla y ya cambia algo en la expresión de la gente. Puede ser que la alegría resulte contagiosa, pero si además se dan las condiciones atmosféricas ideales esta felicidad es mucho más fácil de conseguir. Algo tan sencillo, algo que no cuesta dinero, pero que es tan delicado y difícil de encontrar a la vez... Como si se tratase de un ecosistema virtuoso, el tiempo en Sevilla durante estos meses es un regalo insuperable.

La primavera en las calles de Sevilla proporciona una sensación de bienestar que quieres explicar y no puedes. ¿Cómo puede ser tan azul el cielo? ¿Cómo pueden los reflejos del río Guadalquivir recordar tanto a los del mar? En Sevilla, de vitamina D andamos sobrados.

Aquí te traemos algunas propuestas para disfrutar de esta luz en las plazas, las calles, los parques y las terrazas de Sevilla. ¿Te animas a hacer tuya esta radiante forma de vida?

Torre del Oro, Sevilla
Cruceros en Sevilla
Todos los caminos llevan a Sevilla

Miles de viajeros llegan año tras año por tierra, mar y aire a uno de los destinos más especiales para disfrutar de la primavera. Sevilla celebra además en 2018 su Año Murillo y también el honor de ser la mejor ciudad del mundo para visitar este año según la revista Lonely Planet

Estos días aumenta el número de cruceros que llegan al corazón de Sevilla a través del único río navegable de España

Feria de Sevilla
Una ciudad en fiestas

Otra de esas cosas tan difíciles de expresar es la expectación que late en las calles de Sevilla cuando tienen lugar sus fiestas más importantes

La Semana Santa y la Feria de Abril son eventos que redoblan el poder de atracción de Sevilla. Desde el recogimiento de una tradición legada a lo largo de los siglos, a la fiesta más vistosa del mundo donde todo es alegría.

Dos celebraciones muy diferentes, pero capaces ambas de generar una energía que se filtra en el día a día de la ciudad. Un leitmotiv que te acompañará en todos los contextos de tu visita y que hará más memorable tu experiencia de viaje.

Y además, en Sevilla no hace falta una fiesta oficial para disfrutar del aquí y el ahora. Qué tal sentir la calidez del sol a orillas del Guadalquivir, tomar una cerveza rodeado de nuevos amigos en la Plaza del Salvador o que te guíen de forma espontánea por la ciudad y te integren en sus tradiciones. La hospitalidad en Sevilla es una seña de identidad.

 

Para tener en cuenta...
  1. Desde el sábado 14 de abril por la noche puedes vivir la Feria de Abril 2018. A las 00:00 h del domingo 15 tiene lugar el "alumbrao".
  2. Imagina la ciudad con más naranjos del mundo. Ahora imagina todos esos naranjos en flor. Sí, Sevilla huele a azahar en primavera.
  3. El Parque de María Luisa siempre merece una visita, pero en primavera el espectáculo floral lo hace aún más impresionante.