Una hermosa y silenciosa cápsula del tiempo

Si sales del casco histórico de Sevilla por la conocida Puerta de la Carne y paseas durante unos minutos hacia el Este, te encontrarás de lleno con lo que parece ¡otro casco histórico! Y probablemente te preguntes, ¿por qué de repente aparece aquí este barrio de calles y casas antiguas? 

Aquí estuvo el campamento del rey Fernando III

El carácter antiguo del trazado y las construcciones que puedes contemplar en San Bernardo se debe a que en tiempos de la Reconquista, las tropas de Fernando III 'El Santo' instalaron aquí su cuartel general durante su asedio a Isbiliya (nombre de la Sevilla almohade). Entonces, todo lo que rodeaba a esta zona "era campo" (como dirían los clásicos), y sólo unos cientos de metros separaban el campamento de las murallas de la ciudad.

Los nombres de las calles de San Bernardo rememoran aquella época. Las calles Campamento, Tentudía, Alonso Tello, Almonacid... recuerdan hitos y personajes aquellos episodios. O la calle Cofia, llamada así a partir de una leyenda que nos habla del Fernando III huyendo disfrazado de criada tras ser descubierto en una incursión secreta en la ciudad que había tras las murallas. Obviamente, quedó fascinado por Sevilla. Eran tiempos de leyendas y reyes.

Calle Campamento, Sevilla
Fábrica de artillería de San Bernardo
La imponente Fábrica de Artillería

Un edificio histórico ocupa un papel protagonista en San Bernardo: su Real Fábrica de Artillería. Desde el siglo XVI hubo talleres de fundición en este lugar, pero fue en 1782 cuando el arquitecto Vicente de San Martín le confirió toda su grandeza y monumentalidad.

En la Fábrica de Artillería de Sevilla se fundieron los leones de las Cortes españolas.

El Puente de San Bernardo
El Puente de San Bernardo

El Puente de San Bernardo es una de las construcciones regionalistas más singulares de Sevilla. Es obra del ingeniero José Luis de Casso Romero y el arquitecto Juan Talavera. Éste último es uno de los nombres más sobresalientes del regionalismo sevillano, que, con José Espiau y principalmente Aníbal González, imprimieron un sello único a la ciudad. Talavera es autor de obras como el Edificio de Telefónica en la Plaza Nueva, el Consulado de Francia o la Iglesia de San Cruz, entre otras.

Destaca en el Puente de San Bernardo su integración con el entorno, el uso del ladrillo tallado y vistosos elementos como sus farolas de forja o sus garitas neobarrocas.

El Puente de San Bernardo es uno de los últimos testimonios, junto con el edificio de la Estación de Cádiz, de la antigua red ferroviaria de Sevilla que cruzaba la zona.

Para tener en cuenta...
  1. Cada Miércoles Santo, el barrio de San Bernardo vive su gran día de la Semana Santa con la salida procesional de su hermandad.
  2. La bella Iglesia de San Bernardo presenta una mezcla de estilos barroco y neoclásico, y es uno de los centros neurálgicos del barrio.
  3. A San Bernardo se le conoce como el barrio de los toreros, ya que de aquí salieron un buen número de figuras.
  4. El barrio limita al Este con los Jardines de la Buhaira, antiguas huertas árabes del Palacio del mismo nombre.
  5. En torno a San Bernardo existe una espectacular oferta gastronómica, con algunos de los nuevos restaurantes de más éxito en la ciudad.