La ciudad está que se sale

Sin duda, Sevilla es historia, patrimonio, arte y cultura. Pero todo ello no es sólo un legado incalculable, es la huella inconfundible de un carácter exuberante que define desde siempre a la ciudad. El patrimonio de mañana es la vida que hoy palpita en sus calles.

Algo se mueve de las Setas a la Alameda

Sevilla ha sido y es una ciudad apasionada del arte, dual y ecléctica, a la que le encanta explorar las nuevas propuestas culturales de una época

Esta vibrante personalidad es apreciable en muchos lugares de la ciudad, pero la sentirás de manera especial a lo largo del eje que une Las Setas y la Alameda.

El Metropol Parasol es ya un espacio urbanístico emblemático que comienza a implantarse en el imaginario mundial. Es una plaza elevada cubierta, es la mayor estructura de madera jamás construida (por la que se transita como si caminases por los tejados), es un mirador formidable, es un mercado tradicional y un yacimiento romano visitable (el Antiquarium), es un edificio que acoge restaurantes y bares, y atrae hostels y tiendas especializadas. Y además está su espectacular diseño, obra del arquitecto alemán Jürgen Mayer, y que le ha servido para ser conocido popularmente como Las Setas.

Siguiendo por las calles Regina y Feria llegamos a la Alameda de Hércules, un barrio que irradia energía alternativa a todas las horas del día, y de la noche. El jardín público más antiguo de Europa es en el siglo XXI un sensacional foro para la cultura urbana, un alucinante foco de jóvenes artistas, músicos y creadores en general que ilumina, con su savia nueva, a toda la ciudad. Una energía que podrás vivir a pie de calle, a lo largo de su gran espacio peatonal presidido por columnas romanas y donde encontrarás desde restaurantes innovadores a librerías, desde centros de tatuajes a pubs y salas de conciertos.

Alameda, Sevilla
Sevilla, Pabellón de Francia
Un tratado de arquitectura contemporánea

Si te gusta la arquitectura, en Sevilla vas a disfrutar de un fantástico abanico de estilos. La ciudad posee propuestas contemporáneas de una calidad reconocida mundialmente: edificios de arquitectos sevillanos como Cruz y Ortiz (Estadio de La Cartuja, la Estación de Santa Justa o el cercano Edificio Picasso) o Guillermo Vázquez Consuegra (Pabellón de la Navegación y Caixaforum, entre otros), otros arquitectos españoles como Rafael Moneo (Aeropuerto de Sevilla, Edificio Previsión Española...) o Santiago Calatrava (Puente del Alamillo), y arquitectos internacionales como Jürgen Mayer (Las Setas) y Richard Rogers (Complejo Palmas Altas). Un perfecto diálogo de la ciudad con la arquitectura contemporánea que se conjuga de manera especial en la isla de la Cartuja, recinto que alberga el maravilloso legado de la Expo 92.

La Cartuja alberga un extraordinario muestrario de edificios vanguardistas

Muelle de Nueva York, Sevilla
¡Sevilla es joven!

La música en Sevilla vive unos años brillantes. Las mismas calles que vieron nacer el rock andaluz (con 'Triana' como genial abanderado) o el estilo único de Kiko Veneno (el Bob Dylan español) saludan hoy las variadas propuestas de artistas nuevos y consagrados. Es el caso de grupazos como Pony Bravo o SFDK.

Y para seguir disfrutando de la música, ¿qué tal el conjunto del CAAC, el Centro Andaluz de Arte Contemporáneo? Conciertos y festivales junto a jardines históricos y un monasterio donde vivió Colón, ¡una pasada!

Si te gusta patinar, en Plaza de Armas tienes un estupendo Skate Park, un espacio también muy graffitero con murales de autores como Seleka, El Niño de las Pinturas, Ed o Logan.

¿Sabías que en Sevilla hay un Muelle de Nueva York? Una zona de ocio ideal para relajarse y tomarse algo escuchando sesiones de DJ a orillas del Guadalquivir. Pues bien, recibe ese nombre porque desde aquí zarpaba la línea marítima que unía Sevilla y Nueva York durante la primera mitad del pasado siglo.

Para tener en cuenta...
  1. El 18 y 19 de mayo tiene lugar en el CAAC una nueva edición del festival Interestelar.
  2. Puedes moverte en bici por toda Sevilla. ¡La ciudad tiene más de 170 km de carril bici!
  3. Cada año el Monkey Week llena de música la Alameda de Hércules.