El poder de seducción de una ciudad

Miles de viajeros descubren cada año el encanto de Sevilla, un lugar en el que la tradición y la modernidad se unen para atrapar al visitante. Este es el caso de Denisa, la protagonista de esta historia. 

Mucho más que sol y flamenco (que también)

“Cuando piensas en España, naturalmente piensas en el sol, el calor, el gazpacho, las aceitunas y el flamenco. Sin embargo, un día en Sevilla es mucho más diverso y eso es lo que hace de tu experiencia algo aún más inolvidable”. 

Denisa es una estudiante que cambió durante unos meses Tirana por Triana. Su estancia fue en verano, con el calor como fiel compañero de viaje, pero pronto comprobó la adaptación de la ciudad para las altas temperaturas y cómo el buen ánimo y todo lo que había por descubrir lo hacían mucho más llevadero.

Descubre los planes de verano en Sevilla

Patios Alcázar
Plaza de España
Sevilla abraza a quien la visita

La hospitalidad es una de las señas de identidad de Sevilla. La ciudad te abraza y te anima a pasarlo bien. Es algo muy sencillo, sí, pero no siempre fácil de encontrar. Pues bien, Sevilla lo trae de serie. Y hasta sus monumentos abrazan...

¿Sabías que la forma semicircular de la Plaza de España simboliza un gran abrazo?

Terraza sevillana
Visitar un destino para vivirlo

La importancia de nuestro desayuno y sus ingredientes hacen de él algo singular para los viajeros. Un buen desayuno es comenzar el día con buen pie: café, zumo de naranja, tostadas con jamón, aceite de oliva ("¡Sí, aceite de oliva en el desayuno!", exclamó Denisa al descubrirlo) y los famosos “churros”, tan exitosos fuera de nuestras fronteras.

Después de reponer energías es buen momento para visitar todo lo que Sevilla puede ofrecernos, desde la Catedral hasta la Plaza de España, pasando por el Real Alcázar, el monumento favorito de Denisa, por cierto. 

Por la tarde, es el momento ideal para buscar una de las muchas terrazas en la que saborear tapas sublimes y tomar una cerveza en su punto perfecto de frío. E incluso alargar la diversión hasta bien entrada la noche si la temperatura lo permite. 

Como comenta Denisa, “es una sensación única cuando te sientes como en casa en un lugar extraño, eso es lo que siento por Sevilla. Disfruta de esta ciudad, estoy segura de que algún día querrás volver.
 

Para tener en cuenta...
  1. Si quieres visitar algún monumento importante como el Real Alcázar, no está de más reservar con antelación.
  2. No olvides llevar contigo una buena cámara de fotos, Sevilla te regala unas estampas inolvidables.
  3. No seas tímido, a los sevillanos nos encanta ser amables y hospitalarios con nuestros visitantes