La antigua Híspalis

Ruta: 5,5 kilómetros

La Sevilla Romana

Compartir

Sevilla, llamada por los romanos Híspalis, jugó durante siglos un papel importante dentro de la historia de Roma. Fue en el año 206 a.C, cuando las tropas romanas entraron en nuestro territorio donde fundaron Itálica, antigua ciudad ubicada en la provincia de Sevilla que vio nacer a grandes emperadores como Adriano y Trajano.

Más tarde, en la actual ciudad de Sevilla, Julio César fundó la "Colonia Iulia Romula Hispalis" convirtiéndose en centro industrial de gran importancia de la Bética y abasteciendo a Roma con alimentos, aceite, vino y metales.

Diversos procesos constructivos hicieron de la antigua Híspalis una auténtica ciudad romana amurallada donde sus habitantes podía pasear por sus principales vías, por su foro y acudir a los templos y termas de los que aún se conservan los restos.

Este recorrido te invita a retroceder en el tiempo y conocer la antigua ciudad fundada por los romanos a través de los restos que han llegado hasta nuestros días. Una ruta que te permitirá descubrir cómo era la vida de sus habitantes, dónde se situaban los edificios principales, a dónde acudían para dar culto a sus dioses, dónde vivían o en qué lugar pasaban su tiempo de ocio.