Principales autores del Regionalismo

Aníbal González, Juan Talavera, José Espiau.

Itinerarios propuestos

Descubre todos los edificios

Exposición Iberoamericana de 1929

Conoce todos los hitos arquitectónicos

Rutas del Regionalismo sevillano

Compartir

DESCARGAR GUÍA EN PDF.

Introducción al regionalismo en Sevilla. 

El Regionalismo se desarrolló durante el primer tercio del siglo XX (1900-1935), surgiendo este estilo arquitectónico como consecuencia del nacionalismo que originó la adversa situación del país.

El fin del Imperio se afrontó de dos maneras diferentes en España: por un lado, mirando hacia fuera (surgiendo manifestaciones como el modernismo), y por otro, reivindicando hacia dentro, buscando en tiempos pasados la gloria perdida en el presente. En Sevilla predominó esta segunda opción.

El regionalismo sevillano es el resultado de adaptar las técnicas, artesanías constructivas y materiales locales (ladrillo, cerámica, azulejo) a los distintos estilos históricos que dominaron los periodos de mayor bonanza de la ciudad, ante todo el mudejarismo y el clasicismo.  De esta manera se utilizan elementos del Renacimiento (estilo predominante de la Sevilla del siglo XVI y primera mitad del XVII), y elementos del Barroco (segunda mitad del siglo XVII y siglo XVIII).

Una serie de hechos provocaron el impulso del Regionalismo en nuestra ciudad:

- La moción antimodernista del concejal Francisco Javier de Lepe en el año 1910.

- El concurso de proyectos para la Exposición Hispano-Americana, ganado por Aníbal González en el año 1911.

- El concurso de fachadas de Casas de Estilo Sevillano, organizado por el Ayuntamiento de Sevilla en el año 1912.

El Regionalismo presenta tres etapas:

- Primeros años de 1900, es la etapa de  gestación, donde se utiliza el neomudéjar.

- Entre 1910 y 1917, es la etapa de consolidación, en la cual predomina el neomudéjar-plateresco.

- Entre 1917 y comienzo de los años treinta, es la etapa de culminación, donde el neobarroco es el estilo predominante.

El Regionalismo es un movimiento que tuvo presencia no sólo en la arquitectura, sino también en los distintos aspectos de la vida pública: política, cultura, arte y literatura.