• es
  • en
  • it
  • fr
  • cn
  • de

UN MUNDO DE ALEGRÍA LLAMADO FERIA DE ABRIL

Compartir

Feel Sevilla

 

Has querido visitar Sevilla y descubrir su Feria de Abril pero, ¿realmente te sabrás desenvolver en esta multitudinaria y espectacular fiesta? Te damos 10 consejos y datos básicos para pasar tu primera Feria con éxito.

1. Conoce su historia antes de pisar el recinto. Comenzó como feria comercial a mediados del siglo XIX. Con el tiempo sólo perduró el aspecto festivo que acompañaba en su origen a las actividades agrícolas y ganaderas. 

2. Existen 16 casetas de entrada completamente libre. Puedes consultar sus direcciones en los puntos de información. El más concurrido es el situado frente a la portada.

3. Hay dos ambientes completamente distintos según asistas a la Feria por el día o por la noche. Los caballos dejan de transitar las calles a las 8 de la tarde y se multiplica la concentración de gente joven.

4. Lleva un calzado cómodo y que no te importe que acabe sucio. Las calles del recinto están cubiertas de albero, una tierra de color dorado que es especialmente efectiva de cara a la lluvia pero mancha de forma visible los zapatos. Es el mismo tipo de tierra que se extiende por las plazas de toros. En cualquier caso, es parte del ritual de la Feria.

5. Si puedes, usa el transporte público. Si vienes de fuera y has alquilado un coche, no intentes aparcar cerca del recinto. Durante toda la Feria existe un servicio especial de autobuses con salida/parada en el Prado de San Sebastián. Tienes más en esta web

6. Pese a que es tradicional vestirse de gitana, si vienes de visita y no puedes hacerte con uno, no te preocupes, muchas mujeres prescinden deliberadamente del traje regional y utizan algún detalle para darle un toque flamenco (un clavel en el pelo, una mantoncillo, unos pendientes de gran tamaño...). En todo caso, por la noche es mucho más común no llevarlo y optar por una indumentaria más elegante.

7. Las atracciones reciben el nombre de 'cacharritos' y el lugar donde se encuentran, 'Calle del Infierno', por el alto volumen que soportarán nuestros oídos a causa de la música de los feriantes. Un consejo, antes de entrar, decidid un punto de encuentro visible en caso de despistaros. Un buen lugar es la noria de mayor tamaño. Ésto también es aplicable al resto del recinto ferial, si os perdéis, acudid a la portada (pero mantenéos visibles, ya que no seréis los únicos con la misma idea)

8. Algunas casetas aceptan dinero en metálico, pero en otras tendrás que comprar vales para poder consumir. Lo más típico y económico es pedir tortilla de patatas y jarras de 'rebujito' para compartir. El 'rebujito' es una bebida refrescante que mezcla la manzanilla o fino con refrescos de lima-limón con gas. Es extremadamente popular en la Feria, pero precisamente por lo facilmente que se consume y las altas temperaturas de esta época del año, puedes consumir más de lo que tenías pensado. ¡Es bueno tenerlo en cuenta!

9. Los dos momentos clave de la Feria de Sevilla son el 'alumbrao' y los fuegos artificiales. En el primero, se encienden todas las bombillas del recinto junto con la portada tras una noche en la que se cena 'pescaíto' frito. El segundo momento importante, por ser el cierre de esta fiesta, es el impresionante espectáculo pirotécnico que ilumina el cielo de Sevilla la noche del domingo de clausura. Un consejo, sabemos que querrás aprovechar los últimos instantes de la Feria, pero un buen lugar para ver los fuegos es en el Muelle de las Delicias, donde tendrás una visión de conjunto.

10. La Feria de Sevilla tiene 1.000.000 de metros cuadrados, 15 calles, 26 manzanas y  más de 1.040 casetas . Asegúrate de tener un mapa del recinto a mano y buscar referencias, te puede ser útil para no pasar varias veces por el mismo sitio, ya que la mayoría de las calle son muy similares y es fácil perderse.

La Feria de Abril de Sevilla se celebra en el barrio de Los Remedios, que se compone de tres zonas: el recinto ferial, conocido como el Real de la Feria, la Calle del Infierno y los aparcamientos. La afluencia de gente es muy grande, y para evitar aglomeraciones innecesarias resulta muy útil ir en autobús. El ayuntamiento de Sevilla pone en marcha un servicio especial de autobuses para llegar a la Feria que parte de la estaciónde autobuses del Prado de San Sebastián, Metro o taxi.

¿No conoces a nadie que te invite a una caseta?

¡No hay por qué preocuparse! Es cierto que la gran mayoría de las casetas que encontrarás en la Feria son privadas y se requiere una invitación para acudir a ellas, pero también existen otras de acceso libre a las que puede entrar cualquiera. Muchas de estas casetas de libre acceso están montadas por los distintos Distritos municipales de la ciudad de Sevilla. En cualquier caso, no es indispensable entrar a una caseta para disfrutar de la Feria de Abril sevillana. Pasear a pie por el recinto ferial o darse un paseo en uno de los mucho carruajes tirados por caballos que encontrarás sin duda resultará muy agradable.

La Calle del Infierno.

La mejor manera de cambiar de aires y abandonar momentáneamente el paisaje de casetas, faroles y carros de caballos que ofrece el recinto ferial es acudiendo a la Calle del Infierno. Detrás de este curioso nombre se esconde una zona plagada de atracciones y de bodegones, que sin duda harán las delicias de mayores y pequeños.

¡No te olvides de Sevilla!

Hay mucho más que ver en Sevilla a parte de la Feria de Abril. Ten en cuenta que durante estos días la ciudad se vacía de gente al irse todo el mundo a la Feria, por lo que puede ser un momento perfecto para disfrutar de los monumentos de Sevilla, para pasearse a orillas del Guadalquivir o simplemente para perderse por las calles de la ciudad.

¿Quieres más información?

Sigue la conversación en twitter a través de la etiqueta #FeriaSevilla16