Sevilla y Betis: rivalidad en la ciudad de las dualidades

Compartir

La rivalidad entre Sevilla y Betis, Betis y Sevilla, está considerada una de las mayores rivalidades del mundo futbolístico. Una rivalidad sana, llevada con frecuencia al terreno del sentido del humor entre aficionados y con un anecdotario inagotable, como ocurre en esas familias en las que conviven miembros de las dos hinchadas.
 
Nervión es el barrio donde se encuentra el estadio del Sevilla FC: el Sánchez Pizjuán; y Heliópolis el barrio donde juega el Real Betis, en el estadio Benito Villamarín. Los días de partido son una fiesta en estos barrios. Una experiencia que no te deberías perder: elige tus colores, el verdiblanco del Betis, o el rojiblanco del Sevilla, y disfruta de una magnífica jornada de fútbol. 
 

"Las tertulias entre béticos y sevillistas dan sabor a la vida diaria en la ciudad".

Tanto se vive esta rivalidad en la ciudad que, ya sea casualidad o no, de verde y rojo nació el equipo de baloncesto, o también las lonas de la Feria de Abril, o las sillas flamencas... Buena medida de la pasión con la que se siente este fenomeno más allá de lo deportivo.
 
Y si toda esta rivalidad la puedes sentir durante todo del año, y en cualquier circunstancia, a medida que se acerque un enfrentamiento directo se hará más y más presente. El espectáculo en las gradas de un clásico es formidable. Ya sea en el Sánchez Pizjuán o en el Benito Villamarín, el fervor con el que las dos aficiones sienten sus colores es apasionante. Esta ciudad tiene dos colores especiales.